Noticias de nos...

menorcas

Invitamos a todos a acompañarnos a despedir el año con una cena, que se realizará el viernes 17 de noviembre a las 21.00 horas en el Complejo Punta Cala. Por consultas: Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla

fotoss001Soy Ángel Dominguez Castro, nacido en la ciudad de Vigo provincia de Pontevedra el 27 septiembre 1943. Vivía en la calle Ramon Nieto nro.123 en un barrio que se llama El Calvario, donde hice la primaria.
Mi familia la formaba mi padre Ángel Dominguez, mi madre Dolores Castro y una hermana Maria de los Dolores.
Mi padre tenía un camión, pero al tener la familia en este país le dijeron que se viniera y accedió y aquí lo ayudaron y se instaló con un garaje en la calle Avda. Gral. Rivera 3582 casi Larrañaga, hoy dicho local es una cancha de futbol 5.

Al año y medio vinimos con mi madre y hermana, fuimos a vivir cerca del garaje  y no había ni sábados ni domingos, pues mi padre soñaba con consolidarse económicamente para irse de vuelta.
Para ello trabajábamos sin descanso, pero había que estudiar. Mi hermana terminó la primaria aquí y yo empecé la Escuela Industrial, donde al terminar me dieron una beca para hacer un curso en Alemania, en una ciudad cercana a Múnich, donde se fabricaban motores diesel de camiones a barcos. Convivir con esas personas y su cultura fue una gran enseñanza para mí.
 
Al terminar, retorne al Uruguay y mi padre en ese mismo local, recibía camionetas sin la caja y las transformaba en lo que se llama rural.
Cuando ese ciclo se terminó regreso a Galicia con mi madre y hermana y yo me quede y empecé a trabajar en un empresa que representaba a la General Motor, que se llamaba Esposito S.A en la calle Yaguarón y Soriano.

Conocí a mi Sra. Luisa Alfaro, ella también es de Vigo pero de la zona de las Playas, se llama Coruxo ahí están las playas Samil, Playa América, desde ahí se tiene la última imagen que vemos los gallegos cuando dejamos España. Llevamos 50 años casados, tenemos 3 hijos, 2 varones y una hija a través de los cuales tengo 6 nietos, que son el mayor regalo que me ha podido dar Dios.

El padre de mi esposa, me ayudo a comprar la llave del primer negocio que fue un garaje frente al Círculo Católico en la calle Soriano, al tiempo lo cambie por la propiedad de un local donde pase la mayor parte mi vida en la calle Joaquin Requena esq. la Paz, ahí trabaje como mecánico fui agrandando el área, se compró una estación de gasolina  y desde hace unos años hasta la actualidad me dedico a la venta de repuestos de automóvil.

No sé, pero creo que mi vida cambio cuando vi a mi primer nieto, pues deje el alma para que mis hijos no fueran emigrantes como yo, pues en aras de que a mis hijos no le pasara igual que a mí, posiblemente no le dedique el tiempo que me hubiese gustado tener con ellos, pero tuve una mujer y una suegra únicas, ya que cualquiera de ellas superaron mis expectativas, pero hoy con 73 años sigo trabajando, pero mi mayor satisfacción es reunirme con los nietos, dialogar con ellos y asombrarme con sus razonamientos.

A los 50 años comencé a integrarme a las sociedades españolas, fui Presidente de Casa de Galicia por un periodo muy breve, de la Asociación de Empresarios Gallegos, de Central Español de las divisiones inferiores, miembro del consejo directivo del Centro Pontevedrés, hoy cumplo función como Presidente del Hogar Español.

Respecto a esta última función en la que participo que es el Hogar Español, soy un privilegiado pues cada día que paso ahí me deja enseñanzas que me hacen sentir orgullosísimo del sentido solidario que tenían aquellos españoles que fueron líderes por la forma de actuar y por supuesto obras como Casa de Galicia, Hospital Español, Campo Español, La Asociación Española, el propio Hogar Español en el cual cuando cumplimos un ciclo de nuestras vidas y necesitamos que nos brinden una vejez digna y pensamos que si no tenemos problemas económicos a ese lugar no lo vamos a necesitar, que equivocados estamos, pues es el lugar donde podemos recibir una atención profesionalizada de acuerdo a esa etapa de la vida y nos debe llenar de orgullo de ser el mejor, de acuerdo al criterio de las autoridades de la salud.
 
Cuando uno llega a una edad como la mía y decimos que queremos lo mejor para nuestra familia, en mi concepto eso se logra, si le dejamos una sociedad mejor donde ellos se puedan desarrollar y crecer.

Les deseo a todos lo mejor.
Saludos,
Ángel

O Resumo Edición Nº 296 - 7 de Setiembre de 2017

IMG 20170902 WA0024

IMG 20170905 WA0030

CONTADOR PÚBLICO, PRESIDENTE DE AEGU (2007-2008/ 2009-2010) INTEGRANTE DESDE EL INICIO DEL EQUIPO DE O RESUMO. ORGULLOSO DE SU HERMOSA FAMILIA.

FOTO CESAR ANTELO NIETOSSoy hijo de emigrantes gallegos. Mi padre llegó a Montevideo en 1927, proveniente de Buño, un pueblo de alfareros ubicado entre Malpica y Carballo, Provincia de La Coruña. Era el menor de 10 hermanos. Me contaba que en su primer empleo, un bar, trabajaba 16 horas diarias y descansaba una tarde cada 15 días. Ganaba 15 pesos por mes, y allí comía y dormía. Cuando tuvo su comercio propio, un bar y almacén en Rivera y Pablo de Maria, las jornadas no eran menores pues los horarios en esa actividad siempre fueron muy extensos.
Mi madre, nació en Miño, hermoso lugar también de La Coruña. Arribó a estas tierras en 1933 en compañía de su madre, una hermana y un tío. Mi abuela, a pesar de que vivió en Uruguay más de 30 años, siempre habló solamente en gallego, por lo que desde que nací, escuche ese hermoso idioma. Me quedaron sus dichos, sus cuentos, el sabor de las comidas, sus recuerdos de una vida de campesinos que me era totalmente desconocida.
Mis padres se conocieron y se casaron en Montevideo, de cuyo matrimonio nacimos mi hermana Clarisa y yo.
Guardo, desde mi niñez, principios y ejemplos que me quedaron grabados para siempre y que he tratado de trasmitir a mis hijos: que hay que ser agradecido; que nada se consigue sin esfuerzo; que cuando propongamos algo, debemos ponernos antes en el lugar del otro, y ver si nuestra posición es razonable; que respetemos y estimulemos a las personas que trabajan para nosotros. No hay que olvidar que casi todos, especialmente quienes emigraron, empezamos desde abajo.
Hice mis estudios en la enseñanza pública: Escuela Artigas, liceo Zorrilla y Facultad de Ciencias Económicas.
En 1968 me recibí de Contador Público, época en la que ya trabajaba en la Cooperativa de Consumos de la Industria Lechera. Tras un pasaje como técnico en Coprin y luego como delegado de P. Ejecutivo en ese organismo, pasé a la Asesoría Econ. Financiera del Ministerio de Economía y Finanzas. Cuando se produjo la reorganización de INAC (Inst. Nal. de Carnes) me designaron director de la Unidad de Contralor Econ. Financiero, cargo que desempeñé unos años hasta que renuncié. Desde principios de la década del 70 también tenía estudio contable y era evaluador de proyectos de ALADI, por lo que mi jornada laboral, durante muchos años, fue muy larga.
Trabajé 20 años en ANDA, primero como Contador General y luego como Auditor Interno. Fui asesor de Orange Crush y de Ipusa, en donde conocí a don Jesús Canabal, un gran empresario y un referente en nuestra colectividad.
Tras un pasaje por la Cía del Gas, y después de algunos años, volví a la industria frigorífica como Gte. de Adm. y Finanzas del frigorífico Santos Lugares hasta que cambió de dueños.
Fui asesor de la Asociación Nacional de Baristas, hasta que esta, se fusionó con Cambadu
A mediados de los 90 ingresé a un mundo totalmente nuevo para mí: el de las comunicaciones. Me ofrecieron ser director de Nuevotiempo, una radio que se reprogramaba bajo la dirección de los 2 periodistas más prestigiosos de ese momento: Neber Araujo y Jorge Traverso. Fueron años en los que conocí mucha gente de un ambiente diferente al que frecuentaba. Allí vi otra realidad del país, lo cual me enriqueció como en todos y cada uno de los lugares en que trabajé.
Tuve una incursión en la docencia como ayudante en la Cátedra de Costos de la Facultad de Ciencias Económicas. 
Además de mi actividad profesional siempre tuve una inclinación hacia el comercio. Tal vez sea algo hereditario, pero transité por varios sectores durante años. Siempre en compañía de algunos socios, con los que terminamos haciendo amistad, incursionamos en la avicultura, farmacia, cervecería, forestación, carnicería, plantación y explotación de arándanos, pizzería y una fábrica de productos para copetín en Bs. Aires.
En 1969 me casé con Beatriz, hace ya 48 años. Una de las mejores decisiones que he tomado en mi vida. Hoy, a los 74 años, puedo decir que tenemos 2 hijos de los que estamos orgullosos, Diego y Virginia, ambos socios de AEGU, que además han formado dos hermosas familias y 3 nietos que son la luz que nos iluminan todos los días.
No podría omitir una referencia a AEGU. Sin bien tengo muchos años como socio, mi acercamiento a la Asociación es de hace aproximadamente 15 años. 
Le hemos dedicado muchas horas, pero ese esfuerzo fué recompensado con creces.
AEGU me acercó mucho a Galicia, a reencontrarme con mis raíces.
Aquí conocí a excelentes personas en un clima de amistad, compañerismos, lealtad y amor a la institución. Tuve el honor de presidirla en 2 oportunidades y durante ese tiempo contar siempre con el apoyo incondicional de todos. Formamos con otros compañeros “O Resumo”, este instrumento de comunicación que intentamos mejorar día a día y que hoy cuenta con un gran equipo.
A toda la gran familia de AEGU, muchas gracias.

O Resumo Edición Nº 298 - 22 de Setiembre de 2017

 PGM3713

GustavoDutraSiendo niños, muchas veces mis dos hermanos y yo escuchamos  que a Doña  Cipriana la recordaban estando embarazada, tuvo más de veinte hijos, uno de ellos Encarnación Díaz que nació en  Neda, (Ferrol) en 1904,  era mi abuela. En los años 40,  al igual que varios de sus hermanos y de otros tantos gallegos, se alejó de su tierra  con sus hijos  emigrando para Uruguay, donde circunstancias de la vida hizo que  sola debiera enfrentar muchas dificultades para salir adelante con sus tres pequeños  hijos. Años más tarde, la menor de ellos, muy joven se casa con un uruguayo: mis padres.
Tengo muy presente a mi abuela, sus hermanas y demás familiares trabajando duramente, fiel reflejo de  su origen que tanto ejemplo  han dado a sus hijos y a nuestras generaciones  sobre el respeto y la cultura al trabajo, que al igual que tantos otros gallegos lo destacaron  en bares, panaderías, zapaterías, ómnibus y tantas otras actividades. Claro que también  recuerdo las  reuniones familiares saboreando el caldo gallego o los inconfundibles callos, muchas veces acompañado por  improvisados  cánticos alusivos a su querida Galicia.
Fue así que cuando  fui designado como profesor acompañante del Grupo de Viaje de Ciencias Económicas del año 2000,  incluí a Galicia como destino, lo que realicé con mucho placer y emoción en especial por poder  conocer la tierra de mi familia y sin duda deseo volver pronto  y en particular llevar a mi esposa Gabriela,  y a mi hija Gemma a que la conozcan.  
La actividad como docente universitario la desempeño desde hace mas de 25 años, dictando varios cursos (Economía I, Economía de América Latina, Economía del Uruguay etc.),  siendo actualmente  profesor adjunto titular G3 del Departamento de Economía de la Facultad de Ciencias Económicas y de Administración  y desde el 2012 estoy a cargo de la Unidad Curricular Introducción a la Economía, con más de 20 docentes a cargo y más  de   5500 alumnos inscriptos a un curso que se dicta en sus versiones  presencial y virtual. Además desde hace varios años tengo a cargo el módulo de microeconomía de la asignatura Economía Política de la Facultad de Ingeniería.
Entre los años 2003 y 2005, me desempeñé como  Director de División de Administración Fiscal del Departamento de Recursos Financieros de la  Intendencia Departamental de Montevideo, teniendo  a cargo de la planificación y  gestión de la política fiscal de la misma.  También fui asesor del Gerente de Casinos Municipales de Montevideo del Departamento de Desarrollo Económico e Integración Regional de la Intendencia entre los años 2010 y 2012,  habiendo participado en el análisis de la viabilidad  y seguimiento de los Planes de Negocios y proyectos de inversión del Casino Parque Hotel, y del  Hotel Casino Carrasco.
Paralelamente y como profesional independiente tuve la oportunidad de  ser contratado para participar en varias consultorías (nacionales y extranjeras), para PNUD, OPP; CND;  OIKOS, OIT, BID; DELOITTE, CLAEH, ABECED, entre otras, así como también en desarrollar actividades como consultor independiente en particular sobre análisis de riesgo de crédito para entidades financieras y análisis de viabilidad económica financiera de proyectos de inversión para empresas privadas y entidades públicas.

Desde el año 2015, soy director de República AFAP. S.A cargo al que fui designado por unanimidad por  el directorio del BPS (entidad accionista junto al BROU y el BSE),   para ser su representante en la dirección de dicha empresa. República AFAP. S.A es la mayor y más importante  AFAP del país,  actualmente  cuenta con más  550.000 trabajadores afiliados cuyas  cuentas individuales superan los  U$S 8.000 millones de dólares, las  que se administran e invierten de acuerdo las oportunidades del mercado y el marco regulatorio vigente.  Es sin duda muy honroso para mí que el BPS me asignara a dicho cargo, que fundamentalmente lo desempeño  procurando contribuir a maximizar y optimizar los resultados de las inversiones de República AFAP. S.A que redunde en la obtención de los mayores beneficios  para sus  afiliados que serán futuros jubilados.
Hace algunos años por medio de familiares me vinculé a AEGU, tuve la suerte de integrar el equipo que dio origen a O Resumo que semanalmente nos permite contactarnos con mucha gente local y del exterior y que este año en forma muy acertada incorporó esta sección de poder conocernos aún más entre todos los  integrantes de AEGU. Conjuntamente a ello,   coparticipé como expositor en varias  charlas de coyuntura y perspectivas económicas que se dictaron en la sede de AEGU  y la UCUDAL.
Desde inicios del 2012 y hasta fines del 2015  años fui asignado para la asistencia técnica        de AEGU a través del convenio con el IGAPE (Instituto Gallego de Promoción Económica), procurando una profundización en la generación de nexos que redundaran en la concreción de negocios, potenciar la actividad comercial y oportunidades de  inversión con las empresas gallegas en su proceso de internacionalización y los socios de AEGU. Una experiencia muy enriquecedora para mí ya que   me permitió desarrollarme profesionalmente en los análisis de planes de negocios y propuestas de inversión en general de socios de AEGU y empresas gallegas y en lo personal conocer mucha gente y amigos en el seno de AEGU, sin duda el mejor y mayor legado.  A ello se  agrega que toda esta articulación de actividades en AEGU, me permite como descendiente gallego, seguir vinculando y profundizando los lazos afectivos con Galicia y su gente tanto de “De Aquí” como de “De Ala” y “De Nos”, y además, en este año  fui convocado a participar en la directiva de AEGU, hecho que sin duda me hace estar aún más agradecido a dicha Institución y a todos quienes la integran.

O Resumo Edición Nº 297 - 15 de Setiembre de 2017

GDyFlia

bgran2NUESTRO TERCER PRESIDENTE, EMPRENDEDOR GALLEGO Y DIRECTOR DE HOMERO DE LEÓN

Cuando emigre a Uruguay tenía 6 años y dejaba atrás mis vivencias y mis recuerdos de infancia en el municipio de A Merca (Ourense), bajo la tutela de su abuela paterna. Mis padres se habían establecido en el país dos años antes. En el caso de mi padre era ya su segundo destino en la emigración, tras generar en Barcelona los ahorros necesarios para emprender el viaje de ultramar.

Eran los años cincuenta y aunque la economía uruguaya ofrecía uno de los mejores destinos de acogida, los primeros tiempos resultaron más complicados de lo esperado: “Mi padre hacía jornadas diarias de más de 16 horas, por las mañanas trabajando en la construcción y por las tardes en una mueblería. Y cuando llegaba el fin de semana, se dedicaba al comercio en ferias. Mi madre era modista de camisas. Para los dos fueron muchos años de trabajo duro y sacrificado, que supieron transmitirme”.

Me gradué en Secundaria y llegué a cursar en la universidad, pero a los 18 años ingresé en el mercado laboral. Primero trabaje con un despachante de aduana y a continuación en el sector financiero, pero la quiebra de entidad, el Banco Transatlántico, me obligó a encauzar de nuevo mi actividad. Aposte por Homero de León, el grupo automovilístico al que llevo vinculado desde hace cincuenta años.

Como asalariado empecé como administrativo y terminé en la gerencia general. Y como accionista, en 1999 se hizo con el control del 100% de la sociedad: “Al fallecimiento de los dueños de la empresa, fui comprando acciones a los herederos. En el año 1986 me hice con el 50% de participación y trece años después completé la adquisición del 100%”.

1240279 10152369734107334 1123556727 nActualmente comparto el capital social de Homero de León con mis cuatro hijos que trabajan en la empresa.

Lo que he hecho toda mi vida fue trabajar y consolidar mi familia, poseo una gran compañera que es mi esposa y cuatro hijos maravillosos que veo crecer y madurar día a día.

En el ámbito de la colectividad, he tenido el privilegio de ser uno de los primeros miembros de AEGU, donde tuve y tengo grandes amigos y socios en diferentes actividades. También tuve una participación en la conducción del Hogar Español de Ancianos que ha sido para mí una de las mayores satisfacciones que he tenido, dado el carácter social de la misma.

Creo que el futuro de AEGU, está marcado por las nuevas generaciones, son ellas las que conducirán esta prestigiosa institución en el futuro,
Animo a todos a seguir adelanto con las iniciativas que todos los días vemos.

O Resumo Edición Nº 295 - 1 de Setiembre de 2017

DSC 7349

DSC 7351

benitog24

benitog25

20170714 162506

benitog26

benitog23

nietosbg