galicia eólicasLa Xunta ha pulsado el botón para que el sector eólico vuelva a girar en Galicia. Tras años de parálisis por la reforma energética que suprimió las primas a las renovables, el Gobierno gallego declaró ayer prioritarios 18 proyectos de nuevos parques eólicos, lo que permitirá que entren en funcionamiento en un tiempo récord de dos años.

Las empresas tienen hasta el 31 de diciembre del 2019 para que los molinos empiecen a girar o de otra forma perderán sus derechos. Las gestiones y la construcción deberían ir a buen ritmo porque la Consellería de Economía ha calificado estos proyectos como estratégicos, por lo que encontrarán encaje en la ley de implantación empresarial aprobada recientemente con el rechazo de la oposición y que reduce los tiempos de gestión «á metade», explicó Núñez Feijoo al término del consello de la Xunta. A pesar del dinamismo que se le va a imprimir a la operación, se hará con «garantías» medioambientales.

La repercusión de estos nuevos proyectos eólicos es seria. La inversión de las empresas rondará los 450 millones, y durante los dos años de construcción de los parques se pueden crear unos 6.000 puestos de trabajo, estima la Xunta. Una vez en marcha, generarán 80 empleos fijos.

Impacto en los concellos

Feijoo valoró especialmente que esta nueva etapa de la eólica vaya a ser sin primas, esto es, «agora que están de moda, non vai haber peaxes e aos galegos non lles vai custar cartos». Al contrario, la puesta en marcha de los molinos permitirá a los municipios que les den cobijo unos ingresos anuales de 665.000 euros por el canon eólico, hasta los 13,3 millones en la fase de explotación.

Feijoo también desveló el interés «extraoficial» de varias compañías por gestionar otros 200 megavatios que podrían instalarse en Galicia próximamente, aunque se trata de una «bolsa» que todavía no está disponible para su tramitación y a la que se podrían añadir otras infraestructuras que se van a desarrollar en el marco de las subastas estatales.

Con este impulso, Galicia sumará 400 nuevos megavatios eólicos en dos años hasta alcanzar 3.700. El jefe del Ejecutivo aseguró que en los próximos meses «o sector vai recuperar a enerxía» desde una posición privilegiada, ya que Galicia es la primera en productividad por eficiencia.

La patronal eólica gallega (EGA) celebró el compromiso del Consello de la Xunta con el sector. No obstante, instó al Gobierno gallego a habilitar más medios técnicos y humanos para garantizar que dé tiempo a tramitar tantos proyectos juntos. EGA también se congratuló de que se declaren prioritarios algunos de ellos, pero pidió «que no se olviden del resto, porque pueden acabar caducando», precisó.

Los 18 parques que entrarán en la fase rápida de tramitación son en su mayoría proyectos del concurso eólico del 2010, e incluso anteriores, y sus promotores obtuvieron megavatios en las recientes subastas organizadas por el Ministerio de Energía. A mayores, la Consellería de Industria recibió 33 solicitudes de nuevos parques que se ejecutarán ya sin la urgencia que apremia a los anteriores.

O Resumo Edición Nº 312 - 29 de Diciembre de 2017
Fuente: lavozdegalicia.es 22.12.2017